Foro Facebook Twitter Google+
Artículos

29/09/2015

¿QUÉ SON LAS CLÁUSULAS SUELO?

Cláusulas suelo Bilbao

Cláusula suelo Bilbao

Una de las consultas que más se repiten en "Delta Lex Abogados Bilbao" se refiere al pacto contractual denominado cláusula suelo, pudiendo comprobar desde nuestro Departamento Mercantil la generalizada desinformación existente acerca de sus condiciones y efectos. Es por ello que vamos a intentar aclarar de una forma sencilla, general y breve (en la medida de lo posible) las dudas suscitadas acerca de las cláusulas suelo en Bilbao:

¿Qué es una cláusula suelo?: Es una cláusula contractual que determina un pago mínimo, fijo y obligatorio por las cuotas del préstamo, sin importar ni tener en cuenta que con los intereses variables pactados con la entidad bancaria, la cuota mensual que tendríamos que pagar pudiera resultar netamente inferior a ese pago mínimo, fijo y obligatorio (una media de 100 a 250 euros menos cada mes).

Antes de explicar el funcionamiento de una clausula suelo debemos tener claro cómo se determinan las cuotas mensuales de un préstamo con interés variable. Pongamos un ejemplo: Normalmente el banco nos ofrece, y nosotros aceptamos, un préstamo con un interés variable vinculado al Euribor, es decir, Euribor+ X por ciento (imaginemos un 1,5 por ciento).

Si tenemos en cuenta, a modo de ejemplo, las condiciones propuestas (Euribor + 1,5 por ciento) junto a la evolución del Euribor expuesta en el cuadro siguiente, en julio de 2008 calcularíamos nuestros intereses de la siguiente manera:  5,393 (Euribor de julio de 2008) + 1, 5 por ciento, resultando por tanto a pagar ese mes un total de 6,89 por ciento de intereses, mientras que en julio de este año (2015) se calcularían de la siguiente forma: 0,167 (Euribor de Julio de 2015) + 1,5 por ciento, es decir, que en ese mes pagaríamos un 1,667 por ciento de intereses. Si tenemos en cuenta la increíble evolución del Euribor a mínimos históricos, toda la ciudadanía tendría que haber percibido una bajada notable en las cuotas mensuales de su préstamo hipotecario, pero sin embargo esto no ha sido así… ¿por qué?, fundamentalmente por las cláusulas suelo.

 

 

 2005 

 2006 

 2007 

 2008 

 2009 

 2010 

 2011 

 2012 

 2013 

 2014 

 2015 

 Enero 

2,312

2,833

4,064

4,498

2,622

1,232

1,550

1,837

0,575

0,562

0,298

 Febrero 

2,310

2,910

4,094

4,349

2,135

1,225

1,714

1,678

0,594

0,549

0,255

 Marzo 

2,335

3,100

4,106

4,590

1,909

1,215

1,924

1,499

0,545

0,577

0,212

 Abril 

2,265

3,221

4,253

4,820

1,771

1,225

2,086

1,368

0,528

0,604

0,180

 Mayo 

2,286

3,308

4,373

4,994

1,644

1,249

2,147

1,266

0,484

0,592

0,165

 Junio 

2,103

3,401

4,505

5,361

1,610

1,281

2,144

1,219

0,507

0,513

0,163

 Julio 

2,168

3,538

4,564

5,393

1,412

1,373

2,183

1,061

0,525

0,488

0,167

 Agosto 

2,223

3,615

4,666

5,323

1,334

1,421

2,097

0,877

0,542

0,469

0,161

 Septiembre 

2,219

3,715

4,725

5,384

1,261

1,420

2,067

0,740

0,543

0,362

 

 Octubre 

2,414

3,799

4,647

5,248

1,243

1,495

2,110

0,650

0,541

0,338

 

 Noviembre 

2,684

3,864

4,607

4,350

1,231

1,541

2,044

0,588

0,506

0,335

 

 Diciembre 

2,783

3,921

4,793

3,452

1,242

1,526

2,004

0,549

0,543

0,329

 

 

¿Cómo funcionan las cláusulas suelo?: muy sencillo, en el préstamo, y muchas veces de manera un tanto oscura, el banco nos “cuela” una cláusula por la que el tipo de interés nunca bajará de un tanto por ciento (por ejemplo un 2,5 por ciento), con independencia de lo bajo que pueda estar el Euribor y de que siempre nos hayan dicho que nuestra hipoteca es de interés variable. Sus consecuencias son muy claras:

Siguiendo con el ejemplo anterior, desde agosto del año 2012, nuestro préstamo bancario DEBERÍA DE haber tenido unas cuotas mensuales muy bajas, dado que de haberse aplicado el interés variable pactado (según nuestro ejemplo, Euribor + 1,5%), los intereses a pagar nunca habrían alcanzado desde entonces una cantidad superior al 2,5%. Sin embargo, si el banco nos hubiera “colado” este tipo de cláusula suelo, implicaría que a pesar de lo anterior, tendríamos que seguir pagando el porcentaje mínimo de intereses que la entidad bancaria nos hubiera establecido como suelo de nuestra hipoteca. Este suelo de intereses fijos y mínimos se suele establecer por las entidades en un valor medio de entre el 2% y el 3%, de seguro muy superior a lo que deberíamos de de haber pagado en los últimos años de haberse respetado nuestro pacto inicial de interés variable calculado en base al Euribor más un determinado porcentaje.  

Para verlo aún con mayor claridad, si en nuestra hipoteca figurase una cláusula suelo de, por ejemplo, el 2,5%, y nuestro pacto hipotecario fuera de Euribor + 1,5%, resultaría que en Agosto de 2015, en lugar de pagar unos intereses del 1,661% (0,161 de Euribor de Agosto + 1,5%) sobre la cantidad prestada, la cláusula suelo nos obligaría a pagar, no obstante, un interés fijo del 2,5%, CASI UN 1% DE MÁS!! Trate de calcular cuánto dinero se podría estar Ud. ahorrando cada mes si pudiera librarse de la cláusula suelo de su hipoteca.

¿Qué consecuencias tiene?: Durante toda la vigencia de su préstamo Ud. va a pagar siempre el tipo de interés fijo establecido como mínimo por su Banco mediante la cláusula suelo, con independencia de que el Euribor baje o se mantenga en mínimos históricos, perdiendo POR ELLO UD. todos los meses una importante cantidad de dinero, durante ¿veinte?, o ¿treinta? años.

¿Cómo saber si se tiene una clausula suelo?: Lo primero que Ud. debe hacer es armarse de paciencia y leer detenidamente su préstamo hipotecario, donde seguramente se incluya que Ud. pactó una cláusula suelo o un tipo de interés ordinario mínimo (“tipo mínimo”). Con independencia de ello, desde Delta Lex abogados siempre le recomendaremos acudir a su abogado de confianza para comprobar la posible existencia de dicha cláusula, valorar su legalidad, y la viabilidad de un procedimiento judicial para tratar de eliminarla.

¿Es legal?: En muchos casos no, porque se ha redactado en el préstamo sin conocimiento ni consentimiento del consumidor y sin trasladar la entidad bancaria la más mínima información al respecto con una total ausencia de transparencia.

¿Qué se puede hacer?: Salvo que su entidad bancaria quiera, la única manera de eliminar esa cláusula suelo es acudir a un procedimiento judicial donde podremos obtener la eliminación de dicha cláusula la devolución de todas las cantidades que hemos pagado de más.

¿Qué se debe tener en cuenta?: Debemos estar atentos a las ofertas que vienen realizando las entidades bancarias puesto que en el último año están ofertando la supresión de las cláusulas suelo pero modificando A CAMBIO el resto de condiciones del préstamo.

 También te puede interesar:

SENTENCIA DELTA LEX SOBRE CLÁUSULA SUELO

SENTENCIA DELTA LEX SOBRE CLÁUSULA SUELO

SENTENCIA DELTA LEX SOBRE SWAPS

 

< Volver al Listado